fbpx

Eliminar ruidos en frenos de disco.

Una sensación muy desagradable a la hora de rodar son los ruidos que puede hacer nuestra bicicleta.

En este caso nos ocuparemos del roce de los discos de freno con las pastillas que nos pueden arruinar un momento » idílico» durante una ruta.

¿Por orden de probabilidad, cuales pueden ser los motivos de esos ruidos?

Alinear las pastillas con el disco. Aflojaremos los dos tornillos que unen la pinza de freno al cuadro (normalmente allem 5). Una vez sueltos apretando la maneta de freno volveremos a atornillarlos. Así quedarán las pastillas alineadas con el disco.

Enderezar Disco. Es una ardua labor con dudoso resultado, lo mejor es cambiarlo por uno nuevo. Pero si no disponemos de uno, podemos intentar después de haber alineado las pastillas enderezarlo, girando suavemente la rueda y viendo en qué punto toca el disco en algunas de las pastillas, o bien desmontando el disco y conlocándolo en una base plana detectaremos las irregularidades. En ambos casos enderezaremos el disco con suavidad.

Suciedad. Es extraño que el ruido sea por suciedad en el disco. Si tenéis que limpiarlo hay productos específicos, pero el alcohol es también efectivo.
Si son las pastillas las que están sucias, lo ideal es cambiarlas. pero desmontarlas y pasarles una lima “fina” nos puede dar una solución temporal.

Bulones atascados. Son los cilindros cortos sobre los que empuja el hidráulico cuando apretamos la maneta de freno, que a su vez desplazan las pastillas hacia el disco. Una vez dejamos de hacer fuerza sobre la maneta deben volver a su posición inicial dentro de la pinza. Si no lo hacen suele ser por motivos de suciedad o falta de lubricación, manteniendo las pastillas rozando con el disco.
Si no retornan desmontaremos las pastillas y rociando con espray lubricante el interior de la pinza y haciendo fuerza hacia los lados con una pletina plana de unos 5 mm. de grosor intentaremos que los bulones recuperen el movimiento.

 

Importante: Volver a montar pastillas y disco cuando el lubricante haya secado, no está de más secarlo con un trapo.

 

Puede que los ruidos se produzcan por haber puesto pastillas o discos nuevos, en ese caso la solución es cuestión de tiempo y con el uso desaparecerán los ruidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.